Crítica Los Vengadores: Infinity War



Año: 2018
Director: Anthony y Joe Russo
Reparto: Robert Downey Jr, Chris Hemsworth, Josh Brolin
Género: Superhéroes, acción
Duración: 2h 36 min

Se avecina tormenta. Y no sólo lo digo porque el gran malo de la factoría Marvel haya llegado a nuestras pantallas, sino porque el proyecto más ambicioso (y seguramente más difícil de realizar) ha impactado en las salas de cine rompiendo todos los récords de recaudación habidos y por haber.

Los Vengadores: Infinity War es la culminación de 10 años de películas del Universo Cinematográfico Marvel. Algunas han sido buenas, algunas han sido excelentes y, otras, han sido más bien justitas. Pero siempre han cumplido un mínimo de calidad y han asegurado entretenimiento del bueno para el espectador.

Entre esas pocas películas que podríamos calificar como excelentes tenemos El Soldado de Invierno y Civil War, cuyos directores (Anthony y Joe Russo) tejieron magistralmente, dándoles el billete (y el permiso de los fans) para dirigir el buque insignia de la marca: Los Vengadores.

Y como no podría ser de otro modo, los hermanos Russo lo han vuelto a conseguir. En el escenario más difícil y cuando todo el mundo los esperaba con el hype por las nubes, estos directores americanos con fondo televisivo han podido entramar una película épica que logra equilibrar humor y drama magistralmente con adornos de acción y aventura para todos los públicos.


Pero lo que hace sobresalir esta película respecto al resto es su villano: Thanos. Lejos de poder ser considerado un personaje llano y simple (la mayor crítica de los filmes Marvel), Josh Brolin interpreta un titán loco con emociones y motivaciones reales, que se cree el bueno de la historia y que no dudará en salvar el universo (eliminando la mitad de su población).

Sin embargo, no se puede decir que Infinity War sea una película perfecta. El hecho de que hayan tantos personajes y tramas que entrelazar descoloca un poco al espectador. Es como si estuvieras viendo 3 o 4 mini películas haciendo zapping. Pero este punto negativo es intrínseco al objetivo que quiere conseguir la película, no porque los directores, actores o los productores lo hayan hecho mal, todo lo contrario: Infinity War es tan buena como nunca habría podido ser, con un final que quita el aliento y que arranca más de un "OH!" del público presente.

A partir de ahí, el espectador sólo puede quedarse embobado viendo a Thor, ahora sí, en plan dios, riéndose con la lucha de egos entre Doctor Strange y Tony Stark, o con la afinidad por la cultura pop de Starlord y Spider-man, siempre y cuando Thanos lo permita.


En definitiva, Infinity War es la cumbre del género blockbuster (si existe tal cosa) bien hecho. Una película donde 20 y pico personajes logran tener su minuto de gloria frente a un villano colosal que seguro pasará a la historia como en su día lo hicieron Vader o Terminator. Una aventura que satisfará a los más fanáticos de los cómics y entretendrá a todos los miembros de la familia durante casi 3 horas que se te hacen cortas. Imperdible.

Notas
Trama: 7
Interpretaciones: 9
Dirección: 9
Entretenimiento: 10
Efectos especiales: 10

Nota final: 9

Comentaris