Crítica Pacific Rim: Insurrección


Año: 2018
Director: Steven S. DeKnight
Reparto: John Boyega, Scott Eastwood, Cailee Spaeny
Género: Aventura, Ciencia ficción
Duración: 1h 51 min


Después de la rentable y entretenida primera entrega de Pacific Rim, el studio se sintió obligado a seguir ganando dinero sacando la secuela, esta vez llamada Pacific Rim: Insurrección.

La historia se sitúa varios años después de la primera, en un futuro cercano donde casualmente la mayoría de los personajes de la original han desaparecido o han muerto, pero igualmente la humanidad necesita una nueva generación de pilotos de robots, liderados esta vez por John Boyega.

Empecemos por lo bueno: Boyega (que hace lo que buenamente puede), los 2 científicos, la acción y ya está. El resto de la película me deja la sensación de ser un anuncio gigante y muy caro destinado a vender juguetes a los más pequeños (y no tan pequeños), y eso se nota en la falta clara de una trama trabajada, unos niños repelentes que no me causan ningún tipo de empatía, y un tercer acto que no aportó nada al filme, en comparación a la primera entrega donde el final fue estupendo.


Y me duele escribir así, sobretodo porque soy un fan de la Pacific Rim original, me lo pasé en grande con ella. Simplemente con esta entrega no compro lo de "todo el mundo puede ser especial y pilotar uno de estos robots tan molones". Si esa era su intención: vergüenza ajena.

En definitiva, no voy a quemarlo todo, Insurrección entretiene dentro de lo que cabe, tiene efectos especiales magníficos y llenará esa tarde de domingo que no tienes nada mejor que hacer. Aparte de eso, a los 5 minutos ya la habrás olvidado.

Notas
Trama: 3,5
Interpretaciones: 6
Dirección: 6
Entretenimiento: 7,5
Efectos especiales: 10

Nota final: 6,6



Comentaris