Crítica Iron Man


Año: 2008
Director: Jon Favreau
Reparto: Robert Downey Jr, Gwyneth Paltrow
Género: Acción, Superhéroes
Duración: 2h 06 min

Se cumplen 10 años del Universo Cinematográfico Marvel, y que mejor manera de celebrarlo que escribiendo una crítica de la primera Iron Man.

Como ha dicho en más de una ocasión Kevin Feige, el cerebro detrás del MCU, Iron Man es una película indie con un presupuesto muy elevado. Eso es porque cuando la película se estrenó Disney aún no había comprado Marvel y, por lo tanto, grabaron la película sin la ayuda de un gran studio de Hollywood.

Y la verdad que se nota. Iron Man tiene esa frescura del joven atrevido y talentoso que no tiene miedo de mostrar su cara. Liderada por un Robert Downey Jr que se come la pantalla (y el personaje de Tony Stark) el filme es un gozo de entretenimiento, comedia, acción y, en ciertos momentos, sentimiento.


Si hay que ponerle algún pero a la película es el común de la mayoría de las películas Marvel: el villano. Simplemente meh, cumple para avanzar la historia y poco más. De los secundarios me quedo con el doctor que rescata a Tony, tanto física como, sobretodo, mentalmente. Papel corto pero importante, si señor.

En definitiva, Iron Man es una de esas películas que te manda a la cama pensando lo guay que sería tener uno de esos trajes y poder volar a velocidades supersónicas por el mundo, luchar contra el mal y, de paso, ser un multimillonario. Vamos, una versión más apetecible de Batman (venid a mí, fanboys de DC).

La película rebosa de entretenimiento y a día de hoy sigue siendo una de las mejores películas que Marvel Studios ha sacado. Imperdible.


Notas
Trama: 7
Interpretaciones: 8
Dirección: 7,5
Entretenimiento: 10
Efectos especiales: 8,5

Nota final: 8,2

Comentaris